SOLVENTES 

¿Qué son los Solventes?
¿Cómo se consumen?
¿Cuáles son los efectos?
¿Qué riesgos puede tener el consumo de Solventes?
Si sos mujer y estás embarazada ...
 Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de Solventes

 

¿Qué son los Solventes?

Los solventes son compuestos orgánicos basados en el elemento químico Carbono. Ellos  producen efectos similares a los del alcohol o los anestésicos. Estos efectos se producen a través de la inhalación de sus vapores.

Algunos de ellos tienen aplicaciones industriales como los pegamentos, pinturas, barnices y fluidos de limpieza. Otros son utilizados como gases en aerosoles, extinguidores de fuego o encendedores para cigarrillos.

Estas sustancias que expelen vapores a temperatura ambiente (solventes volátiles como la nafta o la acetona) o que son en si mismas gases (butano, propano)  pueden ser inhalados a través de la boca o nariz generando un efecto psicoactivo.

¿Cómo se consumen?

La modalidad de consumo es por inhalación del producto desde un recipiente abierto, un trozo de tela o algodón impregnado. En el caso del pegamento se inhala desde una bolsa de nylon que se puede aplicar fácilmente a la boca o nariz (práctica denominada "bolsear" o "jetear").


¿Cuáles son los efectos?

Los efectos de los solventes  (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependen de la interrelación de diferentes factores :

Podés encontrar mayor información en el  “Modelo Interactivo”

La elevada volatilidad de los solventes hace que sus vapores penetren fácilmente por las vías respiratorias y lleguen con prontitud al sistema circulatorio. Son además generalmente liposolubles, lo cual les permite atravesar con facilidad la barrera hematoencefálica y alcanzar el sistema nervioso central.

Una vez inhalados, los vapores emitidos por este tipo de sustancias, son rápidamente absorbidos a través de los pulmones para luego llegar al cerebro. Parte de los efectos se deben a la reducción de la cantidad de oxígeno que entra al organismo durante su aspiración.

La inhalación de solventes provoca que las funciones orgánicas generales como la respiración y el ritmo cardíaco se vean como deprimidas o enlentecidas.

Un uso repetido con inhalaciones profundas puede provocar una especie de “sobredosis” resultando en una desorientación, pérdida de control y semi-inconsciencia, de los cuales - bajo circunstancias normales - el usuario se recupera rápidamente sin efectos duraderos.

Sentimientos de mareos y euforia acompañan con frecuencia al uso de solventes. Pueden ocurrir también seudo alucinaciones, (son "seudo" porque  la persona sabe que no son reales).

La mayoría de los usuarios de solventes pueden controlar hasta cierto punto sus experiencias, mientras que solo algunos se llegan a deprimir o se sienten sobrepasados por la experiencia .

A diferencia de lo que sucede con el alcohol, los efectos de los solventes se sienten casi instantáneamente, desapareciendo luego entre los 15 y los 45 minutos posteriores si la persona deja de consumir.

Luego de su consumo, pueden experimentarse mareos y somnolencia, además de posibles dolores de cabeza y falta de concentración en las horas siguientes.

El uso prolongado de solventes (por ejemplo durante 5 o 10 años) puede resultar en un daño importante en el funcionamiento cerebral, afectando muy especialmente el control del movimiento y la funciones cognitivas y de aprendizaje. Estos daños son muchísimo mas graves si el consumidor es un niño que se encuentra en etapa de pleno desarrollo.

A pesar de estas probabilidades, no son muchos los casos de personas con secuelas de por vida asociadas al consumo de solventes. 

Lo que se observa con mayor frecuencia son las afecciones temporales que pueden afectar el rendimiento y el funcionamiento general del usuario por un tiempo corto, provocando una pérdida de peso corporal, estados de depresión, temblores o problemas en el hígado.

¿Qué riesgos puede tener el consumo de Solventes?

Si bien los riesgos del consumo de solventes no suceden con mucha frecuencia, ellos PUEDEN LLEGAR A SER EN SU MAYORIA MORTALES.

Así, pueden  ocurrir  accidentes fatales como consecuencia del “emborrachamiento” del usuario,  similar a como pasaría con un consumidor de alcohol. Esto es tanto más probable cuanto más inseguro sea el ambiente en el cual la persona está consumiendo.

Consumir solventes hasta el punto de llegar a la inconsciencia puede provocar incluso la muerte en caso de que la persona vomite y aspire el vómito, así como también por asfixia o sofocación en caso de que luego de quedar inconsciente se ahogue por utilización de una bolsa grande que le cubra el rostro.

Dentro de los solventes, los pegamentos suelen contener tolueno, n-hexano y otros hidrocarburos. Ellos son capaces de provocar consecuencias graves en la esfera neurológica, afectando como veíamos, muy especialmente el control del movimiento y la funciones cognitivas y de aprendizaje

Si bien se estima que los solventes no generan dependencia física, ellos se encuentran entre las drogas mas tóxicas y peligrosas que existen.


Si sos mujer y estás embarazada ...

Te recomendamos que no consumas ninguna droga de este tipo mientras estés embarazada. Existe evidencia acerca de que el consumo de solventes que contienen Tolueno pueden llegar a provocar malformaciones fetales.

Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de Solventes

Es preferible que siempre que puedas, evites totalmente el consumo de solventes. En general, ellos contienen sustancias altamente tóxicas como el N-Hexano o el plomo que harán daño a tu organismo. No te olvides de que los solventes son conjuntamente con el tabaco las drogas mas dañinas para el organismo humano.

Pero, si aún así decidís consumir solventes volátiles como  nafta o pegamentos, tené en cuenta que debés :