EXTASIS – MDMA
¿Qué es el Extasis?
¿Cómo se consume?
¿Cuáles son los efectos?
¿Qué riesgos puede tener el consumo de Extasis?
Si sos mujer y estás embarazada ...
Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de Extasis

 

¿Qué es el Extasis?

Extasis fue el nombre que se le dio a la metildioxianfetamina (MDMA) por parte de un fabricante de la droga de la ciudad de Los Angeles con el fin de venderla en el mercado. La estructura química del MDMA es similar a la de algunos estimulantes y a la de algunos alucinógenos.

La MDMA fue originariamente desarrollada en 1914 por una compañía química alemana como un supresor del apetito, a pesar de que nunca se llegó a usar con este propósito. En la década de los 70 el MDMA fue utilizado por psiquiatras como una herramienta terapéutica.

Frecuentemente el éxtasis que se compra en la calle no contiene MDMA puro sino una mezcla de diferentes drogas estimulantes. A veces ocurre también que las pastillas vendidas como éxtasis no contienen nada de MDMA lo cual acarrea problemas para los usuarios que no saben realmente lo que están consumiendo.

NOTA: A partir de ahora cuando hablemos en este documento de éxtasis nos estaremos refiriendo al nombre comercial de la droga que contiene MDMA como su principal principio activo.

¿Cómo se consume?

El éxtasis se vende frecuentemente bajo la forma de pequeñas tabletas o cápsulas. Algunas de ellas tienen formas diversas como las que podes ver en el fondo de esta página. Se consume normalmente por vía oral.


¿Cuáles son los efectos?

Cuando las pastillas son ingeridas por vía oral, los efectos comienzan aproximadamente entre los 30 y los 90 minutos luego de la ingestión y  llegan a durar de 6 a 8  horas, llegando incluso algunas veces a durar hasta 24 horas.

Los efectos del éxtasis sobre tu salud  (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependerán de:

Podés encontrar más información en el  “Modelo Interactivo” (hipertexto a “Cómo se constituye un efecto: Modelo Interactivo”)

El éxtasis  produce un estado de relax  y de euforia en el usuario. No produce alucinaciones.

A los 20 – 40 minutos luego de su  ingestión, comienzan a percibirse sus efectos que llegan a su máximo en un lapso de entre una hora y una hora y media después de su ingestión, comenzando  luego a decrecer luego de las 3-5 horas posteriores a la ingestión.

Los efectos típicos del éxtasis son sentimientos  fuertes de empatía, calidez emocional, y auto-aceptación y sensaciones de comprensión y aceptación de los demás.

Algunos de los efectos físicos y psicológicos adicionales e inmediatos del consumo de éxtasis son: transpiración, ansiedad, aumento de la frecuencia y del pulso cardíaco, boca y labios secos, dificultades para concentrarse, insomnio,  y sensación de flotar, entre otros.

¿Qué riesgos puede tener el consumo de Extasis?

Altas dosis pueden causar  agitación, convulsiones, deshidratación, vómitos y alucinaciones.

El éxtasis afecta la producción interna del neurotransmisor  serotonina, uno de los mecanismos a través de los cuales se regula la temperatura corporal, por lo cual, cuando los efectos del éxtasis son combinados con una actividad física como el baile, el usuario puede experimentar un descontrol de la temperatura corporal y sufrir lo que se conoce con el nombre de "golpe de calor" y deshidratarse.

Para poder combatir la deshidratación y re-hidratar el cuerpo, las personas necesitan regular la cantidad de líquidos que consumen. Sin embargo, se estima que el éxtasis también tiene la capacidad de distorsionar la habilidad del cerebro para saber cuando una persona ha tomado suficiente liquido. Es por esto que el consumo excesivo de agua puede causar también una distorsión en la estructura celular con posterior muerte de células en algunos casos. Muchos órganos vitales como el hígado, corazón, pulmones y cerebro son especialmente susceptibles a esta distorsión de la estructura celular.

Por estas razones los usuarios de éxtasis en fiestas Rave y Dance  deben consumir agua regularmente para reponer los fluidos perdidos a través de la transpiración (aproximadamente medio litro por hora y no más).

El éxtasis puede en algunos casos llegar a producir un “efecto resaca” al otro día de haberlo consumido. Algunos síntomas pueden incluir:

El éxtasis no genera dependencia física. Sin embargo, esto no excluye que su consumo se pueda tornar problemático para la vida de quienes lo toman en forma habitual y sistemática.

Si sos mujer  ...

Imagen corporal y autoimagen: cómo te ves a vos misma

Algunas mujeres dicen que el consumo de éxtasis combinado con el baile del fin de semana les ayuda a perder peso y a mantenerse delgadas y en forma. Esto tiene algo de cierto porque la combinación del ejercicio con la pérdida temporal de apetito probablemente pueda producirte una pérdida de peso. Ahora bien, usar éxtasis cada fin de semana para perder  peso te hará ver a la larga cansada y deteriorada mas que delgada, saludable y bonita.

Si sos adolescente, tené en cuenta además que estás atravesando una etapa en la cual muchas veces tu imagen corporal, (que es algo así como un “mapa psicológico” de tu cuerpo) no se corresponde con el cómo los demás  perciben tu cuerpo real. Es decir, quizás vos te veas gorda pero  los demás no.

Acordate de que lo más importante es amar tu cuerpo. Seas gorda, flaca, alta, baja, o lo que sea, tu cuerpo es un hermoso medio que te permite comunicarte con el mundo y con los demás. 

Por otra parte, algunas mujeres son a veces muy críticas y exigentes consigo mismas en su vida cotidiana. Si este es tu caso, posiblemente sientas a menudo que no sos lo suficientemente buena, o lo suficientemente bonita  para los demás. A menudo estos conflictos se traducen en la necesidad de mantener la autoestima alta. Quizás te sientas mejor contigo misma cuando consumís alguna sustancia como el éxtasis. Quizás te vivas como más atractiva, confiada y sexy. Si esto te pasa, este tipo de consumo podría llegar a convertirse en un problema para vos si te convertís en “adicta” a estos buenos sentimientos que te provoca el consumo de estas drogas o si llegás a sentir que sin consumir perdés valor como persona.

Períodos y Menstruación

A  veces el uso de drogas puede producir alteraciones en el período menstrual. Así, las menstruaciones pueden volverse más intensas y/o irregulares. Puede pasar hasta que dejen de ocurrir. Esto ocurre frecuentemente debido a la pérdida de peso hasta un nivel que no es normal para la persona.

Si vas a consumir drogas durante la menstruación, tené en cuenta lo siguiente:

 

Sexualidad

Bajo los efectos de drogas como el éxtasis  podés  llegar a sentir  ganas de tener relaciones sexuales más  de lo que sentís habitualmente.

Tomar esta droga puede llevar a perder las inhibiciones. Como regla general, acordate de que lo importante es hacer cosas que sean acordes con tu manera habitual de ser y no hacer cosas de las cuales al otro día te puedas sentir arrepentida. Llevá preservativos contigo para tenerlos a mano y poder cuidarte adecuadamente, no esperes a que los lleve siempre tu pareja o tu compañero ocasional.

Si tomás pastillas anticonceptivas tené en cuenta que si bien no existe evidencia que muestre que el consumo de éxtasis pueda interferir negativamente con ella, no se sabe como pueden interferir los adulterantes con  los que se lo corta. Además acordate que solo el condón puede protegerte del contagio del HIV, la hepatitis y otras enfermedades de transmisión sexual.

Si estás embarazada

No se sabe con seguridad qué tipo de efectos podrá causarte el consumo de éxtasis en el embarazo. Por eso lo que te recomendamos es que no lo consumas. Podrías estar arriesgando el bienestar de tu hijo.

 Sugerencias para reducir los riesgos y daños asociados al consumo de Extasis

Las sugerencias que te damos aquí  son  útiles, en términos generales, para otros estimulantes, como las anfetaminas y la cocaína.

Si decidiste consumir éxtasis, tené en cuenta lo siguiente:

Por otra parte, si tomás éxtasis en una discoteca, seguir estas sugerencias puede ayudarte a prevenir los "golpes de calor" que son, además de la hipersensibilidad a la sustancia, otras de las más importantes causas de daños asociados al consumo de éxtasis: